En estas Navidades turrón de Suchard?

LA CARA OCULTA DEL CHOCOLATE
De acuerdo con diversos informes del Instituto de Agricultura Tropical, más de 284.000 niños de entre 9 y 12 años trabajan en granjas de cacao en África Occidental en condiciones peligrosas. De entre estos, más de 12.000 podrían encontrarse trabajando en condiciones de esclavitud, traídos de países como Mali, Burkina Faso, Benin y Togo.
Suchard no garantitza que la seua producció no prové de l'explotació. Si Suchard garantizara en su etiquetado que su cacao proviene del comercio justo, estaría garantizando que está pagando a los campesinos un salario digno, ofreciendo un precio mínimo por sus productos y certificando que en su elaboración no se ha empleado trabajo infantil o trabajos forzados.